Los nuevos iPad Pro con procesador M1 cuentan ya con un chipset de ordenador de escritorio. Es el mismo procesador de un Mac Mini, de un MacBook Air, un MacBook Pro o el último iMac. Sin embargo, aunque la firma de Cupertino lo anuncia como la tablet profesional definitiva, tiene una gran limitación que viene impuesta por el software. Sí, es una limitación de iPadOS que hace que dé exactamente igual cuál compremos.

Sorprendentemente, la compañía de Cupertino mantiene en iPadOS una limitación que hace que las apps de terceros únicamente puedan disponer de 5 GB de RAM. Es decir, que da absolutamente igual que tu iPad Pro M1 tenga 8 ó 16 GB de RAM, porque las aplicaciones únicamente van a poder utilizar 5 GB. El resto de la memoria RAM del dispositivo se utiliza sí, pero para la gestión de las funciones multitarea. Para eso, evidentemente, no hace falta tanta memoria RAM. Lo lógico habría sido que Apple permitiera hacer uso de más memoria RAM a las aplicaciones de terceros.

Los 5 GB de RAM límite en iPadOS no permiten exprimir el rendimiento del iPad Pro M1

Mientras que un iPad Pro de 2020 con 4 GB de memoria RAM es capaz de trabajar con 91 capas en la aplicación Procreate, con un iPad Pro M1 con 8 GB de RAM la misma aplicación puede trabajar con 115 capas. Esto nos indica que, aunque existen diferencias en términos de rendimiento, no es proporcional. Es decir, que el nuevo iPad Pro con procesador Apple M1 es mucho más potente que el de generación anterior y, sin embargo, los usuarios van a notar solo una muy pequeña diferencia en el rendimiento. Pero el problema no es de hardware, sino que es por una limitación de iPadOS.

Y sorprendentemente, ahora que sabemos cómo descargar iPadOS 15 y hemos podido probar la primera versión beta, la limitación se mantiene. Quizá en nuevas actualizaciones de iPadOS 15 beta, antes de su lanzamiento oficial –previsiblemente en septiembre de 2021-, veamos cómo Apple se deshace de esta limitación. Mantener esta restricción en iPadOS, a día de hoy, hace que el iPad Pro 2021 con procesador M1 no pueda sustituir bajo ningún concepto a un ordenador portátil.

De hecho, esto va totalmente en contra de la posibilidad de disponer de Final Cut Pro X en los iPad Pro 2021. Y era, precisamente, una de las novedades más esperadas una vez que vimos que Apple finalmente llevaba su chipset de ordenadores a su tableta de enfoque profesional.