El formato de archivo HEIC fue introducido por Apple; las fotos hechas con iPhone se guardan en .heic y sí, hay problemas para abrir fotos HEIC en Windows 10. Sin embargo, en este artículo voy a explicarte cómo abrir archivos HEIC en Windows 10 fácilmente y, por supuesto, gratis. Solo tienes que instalar un par de plugins y en apenas un minuto habrás conseguido que tu ordenador sea compatible con este tipo de fotos.

Cómo abrir fotos .HEIC en Windows 10 con cualquier programa

Windows 10 no soporta de forma nativa el formato .HEIC, pero la propia Microsoft ofrece totalmente gratis, y en su Microsoft Store, los dos plugins que necesitamos para poder abrir este tipo de fotos en nuestro ordenador. Únicamente tienes que seguir estos pasos:

  1. Abre e instala Extensiones de imagen HEIF en tu ordenador.
  2. Abre e instala Extensiones de vídeo HEVC en tu ordenador.
  3. Listo, ya puedes abrir fotos .HEIC en Windows 10.

Una vez hayas terminado, ya podrás abrir fotos .HEIC en Windows 10 y, además, en cualquier aplicación. Estos son los ‘plugins’ que necesitas tener en tu ordenador para que el formato de archivo .HEIC y .HEIF sean soportados de forma nativa por el sistema operativo Windows 10. Y aun así, si tienes problemas con cualquier programa, siempre puedes convertir .HEIC a JPG con herramientas online como esta.

Siempre que sea posible, es recomendable usar el formato de archivo .HEIC. ¿Por qué? Porque ofrecen un nivel de compresión mayor al de JPG, y por lo tanto las fotografías pesarán menos. Pero además, la pérdida de calidad es menor que en el archiconocido formato JPG. Y esto significa que con el formato HEIC, que vamos a poder abrirlo en Windows 10 siguiendo los pasos anteriores, podremos tener fotografías que ocupan menos espacio y que, sin embargo, se muestran con una mayor calidad de imagen.

En el caso de Windows 10, no nos sirve únicamente con instalar la extensión específica de HEIF, sino que además es necesario instalar también la extensión de HEVC para poder abrir archivos HEIC. Es una dependencia y, por lo tanto, aunque instalemos HEIF no vamos a poder abrir este tipo de fotografías sin haber instalado la otra extensión. Además, puede darse el caso de que en nuestro ordenador sea necesario reiniciar para que se apliquen de forma correcta los cambios. Si ves que siguen sin poder abrirse fotografías en este formato, sencillamente reinicia el ordenador y verás que ya sí puedes trabajar con este formato de archivo.